• Sigue comprando que ahora te aviso

    No hay nada más incómodo que estar esperando en un restaurante para sentarte y no caber en el espacio destinado a ello.

    ¿Nos ponemos en situación? Camareros que te empujan al pasar, la señora que intenta colarse cada vez que ve una mesa que está pagando, la puerta que no para de abrirse y se queda siempre abieta (entrando todo el frío o el calor de fuera) y otras circunstancias poco agradables

    En algunos casos los restaurantes están aislados y no tenemos mejor actividad que hacer, pero en otros podremos seguir viendo tiendas, incrementando los ingresos de todos.

    Os enseñamos lo que encontramos en un restaurante de la cadena Cheesecake Factory:

    Busca de Cheesecake Factory

    La idea es sencilla. Te acercas al restaurante, pides mesa y te dan un cacharro de estos. Cuando tu mesa está lista, suena, se enciende y vibra, dándote 10 minutos para volver y ocupar tu mesa.

    Es otro caso más en el que la empresa nos demuestra que ha analizado cada momento de la relación que los clientes tienen con ellos, y empiezan a crear experiencia desde el primer momento. El servicio es francamente bueno, y lo es desde este punto, comenzando a crear en nuestra mente.

    Nos hacemos una pregunta: ¿Cuándo empieza una experiencia?

    borjaime

    [twitter style="vertical" float="left" lang="es"] [linkedin_share style="none"]

    [fblike style="standard" showfaces="false" width="450" verb="like" font="arial"]

    Comenta

    comments

    Powered by Facebook Comments